Cargando...
Latitud Cero – Mi Aventura Ecuatorial 2018-04-25T17:36:58+00:00

LATITUD CERO

Mi Aventura Ecuatorial

Por Cristóbal Cobo Arízaga
Director del Proyecto Quitsato.

Este 2017 se cumplen 20 años desde que inicié con Quitsato. Durante todo este tiempo me he dedicado a la exploración, investigación, difusión y divulgación del Patrimonio arqueo-astronómico de los Andes Ecuatoriales. Esta ha sido una aventura indescriptible, en la cual pude descubrir y comprender alineamientos, relaciones astronómicas y efectos lumínicos; que, nuestros antepasados de la región rindieron culto siglos atrás.

Las emociones experimentadas han representado  el mejor y más profundo regalo que como investigador he podido recibir durante mis intentos de resolver las interrogantes que tenía sobre aspectos de las culturas ancestrales..

Estos interrogantes, surgieron justamente por una historia ecuatoriana muy débilmente fundamentada de los sitios arqueológicos de los Andes, sobretodo ecuatoriales. Una historia, llena de fábulas, mitos, leyendas, y héroes falsos, donde una  gran parte de la academia se estancó en sus dogmas y compromisos académicos; apoyada por la institución pública, que ha argumentado que los sitios arqueológicos existentes corresponden a la arquitectura Inca y su suprema funcionalidad fue para la guerra. Es decir, se creó una ligera historieta llena de sangre.

Pues bien, este cuento, nunca satisfizo mis inquietudes, es más, lo que hicieron todas estas fatuas descripciones, fue alimentar, aún más, mis interrogantes, sobre la existencia, correspondencia y funcionalidad de muchos de estos sitios arqueológicos.

Mi más grande inquietud fue entender que pasó con la astronomía pre-incáica local, tomando en consideración la ventaja de disponer de un callejón andino con dos cordilleras tanto al Oriente como al Occidente.

En  definitiva, tuve estas y muchas otras inquietudes que me llevaron a explorar, poco a poco todo lo concerniente a la Latitud Cero. Investigué todos sus antecedentes históricos, etnohistóricos, así como  arqueológicos y la astronomía de posición. Sobre ésta última ciencia, definitivamente encontré muy poco, pero después de profundos estudios y observaciones, entendí la mecánica celeste desde el Ecuador Terrestre, lo cual hasta el momento no se podía encontrar de manera explícita en textos especializados.

Sin embargo, coincidieron varios factores en todo este camino. La práctica desde niño de deportes de naturaleza, como el andinismo, exploración en selvas y páramos, así cómo, el haber sido piloto de vuelo libre; me permitió obtener otra perspectiva del paisaje andino ecuatorial. Esto además, me facilitó alcanzar el dominio de instrumentos de navegación, como el GPS.

Con todos estos interrogantes y sin respuestas lógicas,  comencé a investigar absolutamente todo lo existente: información desarrollada desde hace muchos siglos, cartografía a diferentes escalas de la región, archivos académicos, estudios arqueológicos, bibliografía, contactos con autores, crónicas tempranas y tardías, etc. Toda esta información la concatené con datos obtenidos mediante el uso de instrumentación basada en tecnología satelital y espacial.